Investigan contaminación de pozo en un predio rural de Durazno

predio-rural

Familia vive en una chacra de tres hectáreas a 7 kilómetros de Durazno. Foto: V.Rodríguez.

PROHÍBEN CONSUMO DE AGUA HUMANO Y ANIMAL

Técnicos municipales de Durazno investigan el abrupto cambio de color en el agua de un pozo utilizado por una familia de paraje Rebollo. Suponen que fue contaminado con combustible o productos químicos. El predio está cerca del caudaloso río Yi.

DURAZNOVÍCTOR D. RODRÍGUEZjue nov 27 2014

Cristina Barcos, vive con su familia en paraje Rebollo, una diminuta población a siete kilómetros al este de la ciudad contra las márgenes del río Yi.

La mujer explicó que se dedica a tareas de granja, en el pequeño predio de tres hectáreas, en el que cría animales domésticos (vacas, ovejas, chanchos), planta hortalizas y ordeña, colocando la leche en casas de la ciudad y alrededores.

Desde el fin de semana, se muestra indignada y denunció el caso ante las autoridades.

“Es un peligro para nosotros y también para que gente que pasa por acá, que comúnmente cruza el alambrado a tomar agua”, señaló con un dejo de preocupación.

La mujer insistió en que el pozo de agua semisurgente, tipo manantial, ubicado dentro del predio, casi a la vera del camino, parece haber sido alterado y que ahora es un peligro para la salud humana y animal en la zona.

La familia —que se encuentra en litigio por la propiedad del campo, que habita desde hace 20 años— sospecha que el agua del aljibe, que también recibe agua pluvial y que utilizan para beber y asearse y dar de beber a los animales, fue envenenada o alterada con combustible o producto químico.

Antiguo.
El pozo tiene 50 años de antigüedad y nunca hubo dificultades con el agua”, relata la entrevistada a El País.

“Hace unos días, el domingo, amanecer del lunes, vino el botija a sacar agua de pozo y me avisó que estaba con ese color el agua, y estaba envenenada al parecer o contaminada con algún producto y llamé a mis abogados”, explicó.

En medio de la situación planteada, la familia productora reveló que afronta una disputa legal por la propiedad del terreno, aunque no vinculó el caso a ese diferendo.

Las autoridades municipales tomaron los recaudos y enviaron a través de la Dirección de Bromatología, un grupo de técnicos para corroborar e investigar la situación. Al mismo tiempo, la familia denunció el hecho a la Policía, seccional decimotercera con jurisdicción en la zona y elevará una queja ante la Justicia local por medio de sus abogados particulares, según sostuvo Barcos.

Desde la Intendencia de Durazno, se informó que tras la denuncia presentada por la familia de paraje Rebollo, técnicos del laboratorio municipal concurrieron al lugar, tomando muestras del agua.

El test de potabilidad dio negativo, por lo que se constató que el líquido que está en el lugar está alterado. Por esta razón quedó prohibido para consumo de cualquier tipo, tanto humano como animal.

Ahora los estudios del agua deberán continuar, para determinar qué tipo de influencia de cuerpo extraño existe en el lugar, por lo que es posible que se requiera la cooperación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), que cuenta con elementos tecnológicos apropiados para el caso, según indicó una fuente.

En forma paralela, la Intendencia solicitó a los habitantes del predio, la inmediata colocación de un cartel en el aljibe, advirtiendo de la existencia de agua contaminada.

 

FUENTE: EL PAÍS – Víctor D. Rodríguez

Publicado el 27 de noviembre de 2014 en Actualidad, Uruguay. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: