Difunden el identikit de un nuevo sospechoso del crimen de Lola Chomnalez

identikit-rocha

El Ministerio del Interior exhorta a la población a que, si se tiene información de esta persona, se llame al 0800 2121.

Bajo el rótulo de “Homicidio”, el Ministerio del Interior emitió una identificación facial con la cara dibujada del hombre que se busca como nuevo sospechoso del asesinato de la adolescente argentina Lola Luna Chomnalez.

La descripción en el comunicado oficial refiere a un hombre de ojos marrones y piel curtida, muy delgado, de aproximadamente 1.70, y que tiene entre 45 y 50 años.

En paralelo a esta difusión, a través de la cual se apela a la colaboración de la población para dar con el paradero de esta persona llamando al 0800 2121, este lunes se supo que la jueza penal Marcela López pedirá al Instituto Técnico Forense (ITF) la formación de una junta médica para que elaboren conclusiones a partir de las pericias forenses realizadas al cuerpo de Lola Chomnalez, la adolescente de 15 años que apareció muerta en Valizas. Según informó a El Observador el vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat, el ITF seleccionará a tres médicos para que vuelvan a analizar las pericias forenses y elaboren un informe.

La investigación en torno al homicidio de la joven volvió a fojas cero, luego que la Justicia de Rocha dejara en libertad a tres personas que habían sido indagadas el fin de semana.

Uno de los detenidos era un hombre de 35 años, que el sábado había quedado en calidad de incomunicado. Esta persona había sido vinculada al caso a través de las declaraciones realizadas en el juzgado de la capital departamental por otros indagados.

También comparecieron ayer ante la jueza Marcela López una ciudadana francesa, un conocido del primer detenido y un hombre de 50 años que, junto a su hijo de 14, encontró el cuerpo de la adolescente argentina.

Uno de los detenidos, un pescador de la zona, afirmó cuando ingresaba al juzgado que se trataba de un “chivo expiatorio” y que nada tenía que ver con el caso.

Desde que la desaparición de la adolescente fue denunciada ante la Policía local, y sobre todo desde que se produjo la confirmación de su muerte, los investigadores han detenido a más de una decena de personas y han reunido distintas pruebas.

No obstante, ninguno de los indicios hallados hasta el momento ha resultado determinante como para conducir al esclarecimiento de un caso cuya conmoción trascendió ya las fronteras del balneario y pueblo de pescadores rochense.

En busca de más pruebas

La desaparición y posterior crimen de la jovencita, que veraneaba en un rancho alquilado junto a su madrina, la pareja de esta y el hijo de ambos, ha generado un amplio despliegue periodístico tanto en medios locales e internacionales, en particular los de Argentina, que no pierden detalle de la evolución de la investigación judicial.

Mientras tanto, dos equipos de la Policía Científica (ex Policía Técnica) fueron enviados a Valizas para realizar un nuevo relevamiento del lugar donde la chica fue encontrada semienterrada en la arena.

Al mismo tiempo, funcionarios de la Unidad de Análisis e Información de Delitos de la Jefatura de Policía de Montevideo se apresta a concretar un segundo relevamiento de pruebas en busca de eventuales nuevos indicios.

Es que, en ausencia de otras evidencias, los responsables de la investigación se apoyarán en herramientas científicas para generar avances que permitan dar con el o los responsables del homicidio.

En ese sentido, el abogado de la familia de la víctima, Jorge Barrera, dijo que hasta tanto no se tengan todas las pericias no se puede hacer ninguna hipótesis que incrimine o exculpe a cualquier sospechoso.

El sábado por la mañana la Policía realizó un allanamiento en la vivienda que había alquilado la madrina de Lola para pasar el verano. En el lugar fueron incautados todos los cuchillos, de acuerdo a lo informado ese día a El Observador por el vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat.

La autopsia de la joven –que fue sepultada el sábado en Buenos Aires– determinó que la muerte se produjo por asfixia, pero el cuerpo también presentaba heridas cortantes, provocadas al parecer con un cuchillo de cocina, a la altura del cuello y en ambos brazos.

La Policía todavía no logró encontrar la mochila de Lola y resta saber aún si debajo de sus uñas quedaron restos de piel o pelo de sus atacantes.

Publicado el 5 de enero de 2015 en Uruguay. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: