La Policía elaboró “identikit” del posible asesino de Lola

caso-chola
Tras indagar a unas 15 personas, la unidad especial de la Policía de Montevideo apunta a un sospechoso del crimen de la joven argentina Lola Chomnalez y elaboró un identikit del mismo en base a dichos de testigos y detenidos. La Justicia apuesta a las pruebas científicas para aclarar el asesinato de Lola.

Según fuentes judiciales y policiales, aún no se puede descartar ninguna hipótesis en la investigación hasta que no estén listos los estudios forenses definitivos efectuados a los restos de Chomnalez.

Ello significa que la pareja de la madrina de la joven argentina y su hijo de 14 años que fueron indagados en calidad de detenidos y luego liberados- aún son considerados sospechosos.

En las indagatorias efectuadas a 13 personas el viernes 2 y el sábado 3 por investigadores de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos en la Seccional Cuarta de Castillos, surgió la descripción de un sujeto de “rastas” que habría sido visto por la playa caminando detrás de la joven argentina en la tarde del domingo 30, fecha en la que la madrina denunció la desaparición de la joven ante la Prefectura Nacional Naval.

Además, hay un testimonio de un carpintero que vio a esa hora a un hombre corriendo por la playa.

Con esos datos, la Policía elaboró un identikit del sospechoso que podría ser difundido por el Ministerio del Interior en las próximas horas.

A nivel judicial, la instancia de ayer no arrojó ningún resultado. El único detenido, un hombre de 35 años que encontró el cuerpo de la adolescente argentina, quedó en libertad. Esta persona vive en el balneario de Valizas.

A la jueza Marcela López y a la fiscal Soledad Barriola, el individuo les dijo que el martes 30 vio en la arena huellas de un hombre adulto y otras más pequeñas supuso que eran de Lola- y las siguió. De esa forma, agregó en la sede, encontró el cuerpo de Lola enterrado bajo un montículo de arena. “Yo quería ayudar. Felizmente o infelizmente, encontré el cuerpo. Y esto permitirá que la familia, al menos, pueda llevar una flor a su hija”, dijo en la sede.

El testimonio de este hombre fue analizado por una semióloga de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos de la policía. Pocas horas después, quedó en libertad.

Ayer también declararon ante la jueza López, los dos médicos forenses que analizaron el cuerpo de Lola, poco después de la aparición de su cuerpo. Estos señalaron que la muerte de la joven ocurrió entre las 5 de la mañana del domingo 28 y las 5 de la mañana del lunes 29.

Agregaron que habían encontrado restos de vegetales en las vías respiratorias de Lola y supusieron que esta habría sido su última comida.

En calidad de testigo declaró una ciudadana francesa que había conocido a un lugareño de Valizas que había tenido un vínculo con una joven con un apellido francés similar al de Lola. Sus declaraciones poco aportaron al expediente, según las fuentes judiciales.

El abogado de la pareja de la madrina de Lola, Gustavo Bordes dijo que “no cabe ninguna duda” que la muerte de Lola fue el domingo 28 entre las 16 y las 18 horas.

“Hoy quedó meridianamente claro que mi defendido está fuera del tema”, aseguró Bordes a El País.

El abogado defensor dijo que, en los próximos días, presentará fotografías que “son determinantes”. Esas fotos muestran que Lola estaba con vida en la mañana del domingo 28, explicó.

En el juzgado se consideró que las fotos constituyen una prueba sobre el horario de la comida pero que no exculpan a la pareja de la madrina porque la muerte de Lola ocurrió después del mediodía.

En cambio, la defensa de la pareja de la madrina dijo que los testimonios de los médicos forenses señalaron que Lola había almorzado ese domingo.

“Todo eso cierra con las declaraciones de nuestro defendido en el sentido que esa fue la comida del domingo al mediodía y no la comida del sábado a la noche”, señaló.

Bordes explicó que los médicos forenses explicaron que la muerte ocurrió tres horas después de que la joven ingirió los vegetales.

“Si había cenado a las 21 horas del sábado 27, no pudo haber una muerte en la madrugada, seis horas después como daría la autopsia. Hoy fue más que clara la audiencia para alejar a nuestros defendidos del hecho”, dijo Bordes.

Una opinión muy distinta es la del abogado de la familia de Lola, Jorge Barrera, quien consideró que aún no se puede emitir una afirmación definitiva sobre el caso cuando aún restan pruebas científicas.

“El objetivo (de la Justicia) es conocer la verdad. Hasta que no se tengan los informes definitivos de las distintas pericias solicitadas por la sede no podemos tener elementos contundentes para formar una opinión definitiva sobre los hechos y los partícipes”, dijo Barrera.

Miró el mar y en la noche escuchó tambores

La policía revisó el rancho en el que se hospedó Lola luego de llegar de Buenos Aires de donde vino sola y en ómnibus. Es una construcción con techo de paja de bloques rebocados y pintados de blanco. Los dormitorios están en el segundo piso. El propietario del austero rancho es un joven de Valizas. Desde el balcón, Lola miró el paisaje y el mar en la tarde del sábado 27 según contó la vecina Alicia Molina que la describió como “alta y bonita; muy angelical”. Sobre las 15.30 la había recibido su madrina que luego denunciaría su desaparición. Se sabe que en la noche del sábado escuchó a una cuerda de tambores.

La Policía puso a sus mejores hombres a investigar el asunto
El gobierno le ha dado prioridad al esclarecimiento del crimen y envió a Valizas a una decena de efectivos de la Unidad de Análisis e Información de Delitos Complejos que se ha destacado por la investigaciones que ha realizado. Hay preocupación por la posibilidad de que el hecho pueda tener algún impacto en la temporada turística. La ministra de Turismo, Liliam Kechichian, sigue de cerca la investigación pero no quiso evaluar su posible impacto sobre la temporada. La cancillería argentina, por su parte, emitió la semana pasada un comunicado en el que indica que “los consulados de Maldonado y Montevideo continúan cooperando con las autoridades judiciales y policiales del hermano país” (Uruguay). “La Argentina confía en que las autoridades uruguayas esclarecerán el hecho aberrante a la mayor brevedad posible”, agrega el comunicado de la cancillería.

Ninguna de las personas indagadas presentaban heridas ni rasguños. En la zona en la que se encontró el cuerpo de Lola hay un tipo de vegetación que hace pensar a los investigadores que es probable que la persona que la mató podría haber sufrido rasguños. El marido de la madrina de Lola- que ya está en Argentina- no presentaba ninguno. En caso de que la jueza considere que es necesario que vuelva a declarar eso implicaría un trámite que podría demandar meses.

Las pruebas de ADN (ver nota aparte) que estarán disponibles en las próximas horas pueden ser claves porque podría hallarse material genético en las uñas de Lola. En el lugar donde fue encontrado el cuerpo solamente sobresalía parte del short que vestía. No se encontraron en su cuerpo indicios de violencia sexual.

Unas quince personas prestaron declaración en el juzgado de Castillos.

 

 

FUENTE: EL PAÍS

Publicado el 5 de enero de 2015 en Uruguay. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: