Evocando a “Herrerita”

Monumento en plaza Independencia - Durazno

Monumento en plaza Independencia – Durazno

Por Saúl Moisés Piña.-

El próximo 19 del corriente se cumplirán 98 años del fallecimiento de un ser muy especial que supo enfrentar los avatares de una vida muy difícil, pero que merced a sus dotes personales se transformó en una figura que trascendió su tiempo y fue un continuador del estilo del gran Florencio Sánchez, en el teatro rioplatense.-Nos referimos a Ernesto Herrera (Herrerita).

No tenía treinta años de edad pero ya su nombre había cobrado gran importancia, por la calidad de sus obras.-

No fue escollo su corta vida para el logro de obras excepcionales que le darían fama y gloria como por ejemplo: “El Estanque”, “El León Ciego”, “La moral de Misia Paca” y “El Pan Nuestro”.- Fueron piezas consagratorias de su talento, dramas vigorosos de una realidad nacional y platense que el autor captó en trazos llenos de humanidad y en los que Herrerita hacía palpitar anhelos de renovación y rebeldía popular.-

Su infancia y juventud fueron un enfrentamiento constante contra la miseria y luchando contra la cruel enfermedad que lo aquejaba: el asma, que finalmente terminó con su vida muy tempranamente.-

No obstante su corta vida Herrerita viajó mucho por el país, integrando compañías teatrales, radicándose durante largo tiempo en nuestra ciudad, teniendo una muy especial vinculación , relacionándose espiritualmente con Acacia Shultze sobrina del General Galarza . Fue tal el sentimiento de Acacia, que fallecido Herrerita acogió a su pequeño hijo Barret, cuya madre había fallecido y que con el paso del tiempo, fuera un reputado periodista, heredando las condiciones intelectuales de su padre.

En pocos años de su rica existencia, las obras de Herrerita impactaron en el escenario literario del Uruguay y del exterior, viajando a varios países como embajador cultural del gobierno uruguayo. Igual que Florencio Sánchez Herrerita cultivó un estilo bohemio y supo enfrentar la extrema miseria y el hambre que fueron minando su cuerpo pero que libraron el alma, autora de muchas piezas teatrales-

Curiosamente cuanto el 19 de febrero de 1917, fallecía en el Hospital “Fermín Ferreira”, y como una cruel ironía, daba comienzo el festejo de Carnaval en Montevideo.

Cuando su vida se apagó el prestigioso diario “La Razón” escribió:”Con Ernesto Herrera pierde el teatro rioplatense a un vigoroso temperamento de escritor; el espíritu sensible y penetrante que en el “León Ciego” supo sentir con tan honda penetración el gran problema sociológico que la política criolla plantea a su país”.-

Evocamos a Herrerita en este nuevo aniversario de su fallecimiento y planteamos una tarea de difusión de sus obras y de su existencia, a nivel de los centros educativos y de las Bibliotecas que funcionan en Durazno.

Los restos mortales de Herrerita descansan en el cementerio de nuestra ciudad, la que fue escenario seguramente, de días felices, que en cierta forma, amainaron el duro camino de su vida, pleno de soledad, debilidad y hambre.-

Publicado el 18 de febrero de 2015 en Sociedad y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: